single-image

10 minutos de meditación igual a 44 de sueño

¿Cuántas horas le faltan al día para que puedas disfrutar de un sueño reparador? Los estudios indican que dormimos por debajo de las ocho horas deseables y que hacerlo por debajo de las seis horas puede provocar enfermedades cardiovasculares.

Pese a ello, puede que entre las horas dedicadas al trabajo, la familia y algún momento para la desconexión, las cuentas no salgan. Sin embargo, la ciencia ha descubierto un aliado que podría ayudar a completar los minutos de sueño que le faltan al día.

Una nueva investigación publicada en el Journal of Business Venturing demuestra que diez minutos de práctica mindfulness diaria equivalen a 44 de sueño nocturno.

Pero el estudio no tenía como finalidad encontrar sustitutos para quienes no le encuentran horas al descanso. La meta de los investigadores fue identificar cómo el agotamiento afecta a empresarios y el efecto que sobre el mismo tiene el sueño y la conciencia plena.

La investigación

Se realizaron dos tipos de estudios separados. En uno de ellos se entrevistó a 105 empresarios sobre sus horas de sueño, su nivel de estrés y su práctica mindfulness. Más del 40% indicaron trabajar 50 horas a la semana o más y dormir menos de seis horas. Los resultados mostraron que los individuos menos agotados eran aquellos que pese a tener falta de sueño, contaban con una rutina de meditación.

En segunda investigación participaron 329 empresarios a los que se les volvió a hacer el mismo cuestionario. Sus respuestas confirmaron el hallazgo de la primera ronda.

«No se puede reemplazar el sueño con ejercicios de mindfulness, pero pueden ayudar a compensarlo y ofrecer cierto grado de alivio», comentaba a Science Daily Charles Murnieks, autor principal del estudio.

«Tan solo 70 minutos a la semana o 10 al día de práctica mindfulness pueden tener los mismos beneficios que 44 minutos extra de sueño en una noche», añade.

Sin embargo, en ambos casos se confirmó que los ejercicios de mindfulness son menos útiles en quienes sí duermen lo suficiente pero siguen sintiéndose agotados.

La práctica de la meditación trabaja modificando y reduciendo la respuesta a factores estresantes antes de que se produzca el agotamiento. Sin embargo, el sueño recarga los niveles de energía y autocontrol después de que el cansancio se haya producido.

«Hay momentos en los que estás implicado en el lanzamiento de un nuevo negocio y necesitas estar al 100%», dice Murnieks. «Los ejercicios de mindfulness pueden ser la forma de conseguir alivio en los momentos difíciles», concluye.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may like