single-image

Ojeras a cubierto

¿Quién no ha oído de las bondades del embarazo sobre la piel? Ese efecto radiante que se apodera del rostro durante nueve meses, fruto del aumento del flujo sanguíneo y los cambios hormonales. Sin embargo, poco se habla de las noches sin dormir cuando se entra en el tercer trimestre y de la necesidad de un buen antojeras. Justo aquí es donde me encuentro, con un embarazo de 32 semanas y noches a las que le sobran horas. Sin embargo, me lo he tomado como unas prácticas para lo que viene después, ya no solo noches sino días de sueño, con suerte, intermitente.

Volviendo al tema de la piel, el problema es que la vigilia hace que el glow pase a un segundo plano y sean las ojeras las que entren en escena. Algo especialmente molesto, cuando no acostumbraban a dejarse ver por mi cara. Así que tras una noche sin dormir, lo primero que busco en el neceser es un concealer. Y cosas del destino, la semana pasada recibí el Go Undercover Concealer de Teeez Cosmetics.

Os cuento por qué de repente, se ha convertido en un aliado esencial en mi rutina:

  • Necesitas muy poco producto para cubrir. Una leve pincelada es suficiente para tapar las indeseables ojeras.
  • Su textura suave se funde fácilmente con la piel, lo que evita que se quede a parches (sí lo he padecido en muchos otros casos).
  • Pero lo más importante es que incorpora tratamiento. Su fórmula contiene passiflora o flor de la pasión, una planta muy utilizada en los casos de insomnio por su acción calmante. Además, es hidratante y enriquece la piel con vitaminas que hacen que el contorno de ojos se revitalice.
  • Bueno cuando hablaba antes de lo más importante, quizá lo esencial es esto: La marca no experimenta con animales.

Un aliado estupendo para periodos en los que el sueño no acompañe.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may like