single-image

Cosmética para el placer libre de tóxicos

Cuando el ¡ohhh! se convierte en ¡aaauch! la puerta del placer necesita algunos reajustes. Los cambios hormonales y ciertos tipos de medicación pueden provocar sequedad y frustrar la experiencia. En más del 70% de los casos, la lubricación íntima es una de las claves para maximizarlo, según indica un estudio. ¿Pero te has preguntado alguna vez qué llevan los aceites y lubricantes íntimos? En muchos casos, no están en línea con la salud de tu vagina. Pero una nueva guardia de productos para el placer libre de tóxicos está despertando.

¿Qué evitar?

Un artículo publicado por la OMS apunta a que los lubricantes con alta osmolaridad (medida utilizada para medir la concentración de sustancias en fórmulas de medicina) pueden provocar daño epitelial vaginal y anal. Lo que podría incrementar el riesgo de infección y transmisión de ETS. ¿Su recomendación? Que se encuentren por debajo de los 380 mOsm/Kg y atención, porque según este organismo la mayoría de los lubricantes exceden esta cifra.

Asimismo algunas sustancias dan a estos productos un ph diferente al vaginal (entre 3,8 y 4,5). Si es más alto puede aumentar el riesgo de vaginosis bacteriana, así como la supervivencia del VIH.

También alertan sobre aquellos que contienen MADQUAT, un derivado de polyquaternium 15 (un componente habitual), ya que podría aumentar el riesgo de infección de VIH. Otros, integran aditivos espermicidas. La OMS alerta de que pueden causar irritación y desaconseja su uso en general.

Lo que viene

La conciencia en torno a los productos para el placer se ha manifestado y hace que la vista se dirija a su formulación antes de probarlos. Miss Vivien es una de las marcas que buscan darle un beneficio cosmético también a la vagina.

«Algunos ingredientes que hemos evitado son sulfatos, aluminio, aceites minerales, parabenos, ftalatos, trietanolaminas y formaldehídos.

Hemos eliminado también todas las fragancias que no sean hipoalergénicas, para respetar al máximo la piel de las zonas más íntimas», nos cuenta Viviana Torres, creadora de la marca.

Pero además de limitar el número de sustancias potencialmente tóxicas, la cosmética íntima busca mejorar el bienestar. «Todas nuestras fórmulas se han desarrollado con extractos o activos con beneficios para la salud sexual. Por ejemplo, el gel restaurador afterparty tiene extracto de rosa mosqueta y aloe vera ecológicos para reconfortar la piel de las zonas íntimas después de las relaciones sexuales», añade Torres.

 

Esenciales de placer libre de tóxicos

Estos son los básicos para mejorar las sensaciones y la diversión sin riesgos. En lugar de parabenos, sulfatos o aluminio descubrirás elementos que nutren, reparan y cuidan la piel.

Lubricante íntimo con Agua termal, de Miss Vivien

Este lubricante de base aguosa (seguro para combinar con preservativos) está testado ginecológica y dermatológicamente. «El agua termal procede de las termas Salies de Bearn, en Francia, que es centro especializo en tratamientos ginecológicos desde 1855, debido a la elevada salinidad de sus aguas, ricas en minerales y oligoelementos», explica la fundadora de la compañía.

The Gel, de Nécessaire

La firma cuenta con una lista de ingredientes permitidos, que mejoran la salud de la piel y el bienestar y otros prohibidos. Este gel de base acuosa (son seguros si se quieren combinar con preservativos) está formulado con Aloe vera orgánica, Agua destilada desionizada y ácido hialurónico. Su ph está entre 4 y 5.

Sex Oil, de Province Apothecary

Este aceite orgánico está libre de alcohol y glicerina, que secan e irritan, parabenos, que como cuentan desde la marca son disruptores endocrinos, productos derivados del petróleo y conservantes fuertes, así como fragancias sintéticas o color. Una advertencia, los productos con base de aceite no deben utilizarse con preservativos o juguetes sexuales de látex. Sus ingredientes son orgánicos, pero la ausencia de los conservantes citados anteriormente le concede una vida útil de solo seis meses.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may like