single-image

Dry brushing: Estos son los motivos para incorporarlo a tu rutina

Son muchas las buenas razones para añadir un paso más a la rutina de la mañana. Y sí, sabemos que vas justa de tiempo, pero este gesto puede darle a tu piel el empujón que necesita en primavera. El dry brushing o exfoliación en seco es una de las técnicas ancestrales que mejor funcionan y sigue la filosofía zero waste.

«La exfoliación en seco es una técnica india milenaria que se realiza con un cepillo de cerdas naturales, haciendo fricciones ascendentes y suaves, pero profundas», indica la terapeuta de belleza Alba Rabasco.

Cepillo de cuerpo, de Pursoma (36 €), en netaporter.com

El cepillado en seco vive su momento desde que existe más interés sobre la formulación de los productos y crece la orientación hacia la sostenibilidad. «La mayoría de geles y cremas exfoliantes suelen contener microparticulas de plástico e ingredientes sintéticos. La mejor opción de gel o crema sería aquella cuyas partículas fueran de origen vegetal o mineral», añade Rabasco. Sin embargo, la terapeuta incide en el valor del cepillado: «Tiene duración infinita, es fácil de utilizar y muy práctico. Ademas así ayudamos al medio ambiente».

¿Por qué exfoliar?

El acto de la exfoliación trae consigo una larga lista de beneficios. El primero es que ayuda a eliminar las células muertas y las toxinas que desprende la piel, mejorando la renovación celular, favoreciendo el sistema linfático y revelando un aspecto más luminoso.

Cepillo, de Esker Beauty (17 €), en netaporter.com

Pero, a diferencia de otras formas de exfoliación, el cepillo funciona mejor para combatir la piel de naranja. Su acción ayuda a movilizar los acúmulos de grasa y reducir la apariencia de la celulitis, gracias a que favorece la circulación.

También es estimulante, por lo que se recomienda incorporar esta rutina por la mañana. «Ayuda activar la circulación y aporta energía, por lo que lo recomiendo por la mañana, aunque cada persona debe encontrar su mejor momento para conectar con su bienestar».

Nivel pro

Con lo primero que tienes que hacerte para poner en práctica el dry brushing es uno o dos cepillos (adaptado al área que se vaya a tratar). «Para que no acumule células muertas, necesitas también un cepillo normal peinarlo y sacudirlo cada 4 usos aproximadamente».

Para las piernas, de Legology (19 €), en netaporter.com.

La exfoliación puede llevarse a cabo en todo el cuerpo, aunque extremando la suavidad en el rostro, pecho y escote. Respecto a la frecuencia, la experta la recomienda cada 15 ó 20 días y si la piel es muy seca una vez a la semana.

«Me gusta empezar desde las piernas, con una o dos pasadas por la misma zona con movimientos ascendentes, así se activa la circulación sanguínea primero del tobillo a la rodilla y después de la rodilla a la cadera». Para la zona externa de los muslos Alba aconseja crear un patrón circular y más energético en la zona mas afectada por la celulitis.

«En el abdomen realizar un par de círculos en el sentido de las agujas del reloj. Una pasada ligera y suave en la zona del pecho ( bordeando en forma del símbolo del infinito). Después el brazo, barrerlo de forma ascendente desde las muñecas a los hombros, cara interna y externa del brazo. Continuar con movimientos circulares en la espalda», añade.

Cuidado si…

Pese a todo lo bueno que el cepillo puede hacer por tu epidermis, existen excepciones ante las que es mejor no utilizarlo. «En caso de infección en la piel no se debe practicar, tampoco cuando hay eczema o psoriasis. Y en pieles sensibles realizar la rutina con suavidad y espaciando el tiempo de uso, cada 28 días aproximadamente».

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may like