Now Reading
Coronavirus: ¿Cómo reacciona el cerebro ante la nueva realidad?

Coronavirus: ¿Cómo reacciona el cerebro ante la nueva realidad?

¿Cuántas veces te han invitado a salir de tu zona de confort? Ya no necesitas más incentivos porque la realidad te ha forzado a ello. Incertidumbre, miedo, ansiedad son las emociones que circulan por lugares de toda la geografía. Pese a la insistencia, forzada, por mantener el optimismo se alza una pantalla bien cimentada con las sensaciones antes comentadas. Es la reacción del cerebro ante el coronavirus y la nueva realidad.

«Nuestro cerebro en estos momentos está en un estado que, en neuropsicología, se llama de amenaza, particularmente intensa ya que no tenemos referencias del pasado. Esto provoca que tengamos menos disposición a cooperar, a arriesgar, merma la creatividad y aumenta los errores. ¿Por qué? porque hay más activación del sistema límbico que bloquea el córtex prefrontal para poder pensar con claridad y tomar buenas decisiones», explica Gemma Sala, psicóloga clínica y coautora del libro Secretos de tu Cerebro: Claves para la neurofelicidad y el neurocoaching.

Es el momento de normalizar estados momentáneos de estrés, desesperación e incluso pánico. Mejor olvidarse de la positividad fingida y aprender a capear el temporal, eso sí, con algún rastro de esperanza. Para ello, ayuda conocer los mecanismos fisiológicos que provocan estas reacciones. Tomar conciencia de las emociones es el primer paso para gestionarlas y salir airosa del confinamiento. Gemma nos desvela cómo vencer la ansiedad en el camino.

¿Como reacciona nuestro celebro frente a la actual crisis sanitaria provocada por el Covid-19?

Son tiempos convulsos y predominan emociones negativas como el miedo, el terror, la frustración, el enfado, la preocupación el desconcierto, la tristeza. Para revertirlo, primero deberíamos tomar consciencia de nuestras emociones. Es importante tener el propósito de encontrar el propio equilibrio entre “me permito sentir todas estas emociones que esta situación de alerta me despierta, me lo permito” y, a su vez, hacer un trabajo diario para cambiarlo, poniendo la atención a cosas que nos gusten y nutran o, que al menos, nos hagan sentir útiles.

¿Existen herramientas para romper con la desidia y el desánimo?

Tal vez no tengas la cabeza para trabajar porque te vence el desánimo, deja el ordenador y ponte a preparar un plato nuevo que te haga ilusión. Celébralo con los que convives y si vives sólo, compártelo de alguna manera con tus amigos o familiares. Así se contrarresta el circuito de la amenaza, al activar el circuito neural de la recompensa física y social.

¿Qué consecuencias tiene para nuestra salud psicológica el confinamiento en casa durante semanas?

En buena medida depende mucho de lo que haga cada uno. ¿Conoces la curva de la crisis? En psicología sabemos que un proceso de duelo o de crisis como la que estamos viviendo sigue una serie de etapas: negación, miedo, enfado, depresión, aceptación y nuevos aprendizajes. Reencontrar el equilibrio mental, emocional y físico es clave en estos momentos de confinamiento (#quedateencasa).

See Also

De forma práctica, ¿podrías compartir algunos consejos para sobrellevar la cuarentena?

  • No mires constantemente las noticias. No es necesario estar informado al minuto, esto puede provocar ansiedad.
  • Come sano, mejor productos no procesados.
  • Diseña pequeños objetivos diarios que te ocupen.
  • Mantén el contacto con la familia que no tengas en casa y con los amigos.
  • Date permiso para sentir todas las emociones que esta situación te provoca.
  • ¡Muévete! aunque estés en casa, puedes hacer actividades dirigidas (tablas de gimnasia, yoga, meditación activa, etc).
  • Aprovecha este periodo de confinamiento para repensar tu vida y hacer balance.
  • Medita diariamente y practica una actitud positiva.
  • Mantén rutinas que te ayude a aprovechar el tiempo.
  • Recuerda que todo pasa, ¡y esto también pasará!
  • Es tiempo de responsabilidad individual y colectiva para enfrentarnos a los retos que tenemos por delante.

En concreto, ¿qué hábitos podemos poner en práctica para mejorar la salud del cerebro?

Si duermes entre 7h y 9h, sigues una dieta mediterránea equilibrada y si haces ejercicio, empezamos bien. Además, a nuestro cerebro le va bien ser estimulado con nuevos aprendizajes y desconectar del trabajo. El estrés, por el contrario, no funciona: interfiere en nuestra capacidad de concentración, en la memoria y el aprendizaje; baja la autoestima, provoca descontento, tristeza, inestabilidad emocional y con el tiempo, baja el sistema inmunitario, lo que puede desencadenar enfermedades.

¿Por qué ser positivo es bueno para el cerebro?

Ser positivo no es bueno, es buenísimo. Un cerebro triste, por ejemplo, consume mucho más oxígeno y glucosa, pero de una manera, si me permites, infructuosa. En cambio, un cerebro feliz es mucho más productivo y eficiente para poder analizar, tomar buenas decisiones, tener ideas más creativas o estar abierto a nuevas ideas o a colaborar con los compañeros de trabajo.

Según recientes estudios de la psicología positiva, para conseguir ese cerebro contento sería bueno practicar el ratio 5:1, es decir, 5 pensamientos positivos por uno negativo. Pruébalo, te darás cuenta de que es un gran reto, pero es entrenable.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.


 

VIVIR MEJOR ES POSIBLE

Scroll To Top