Now Reading
¿Emociones difíciles? Este es el decálogo para manejarlas

¿Emociones difíciles? Este es el decálogo para manejarlas

La felicidad le sienta bien al ser humano. Pero intentar vivir en este estado de forma constante es una quimera. «Hay una moda que reivindica la idea de estar siempre feliz. Esto es imposible. Se escuchan voces que instan a luchar contra las emociones desagradables, pero no hay que combatir ninguna, sino gestionarlas», explica la psicóloga Elena Dapra. Si todavía no sabes cómo afrontar el aluvión de emociones difíciles, hemos preparado un decálogo para manejarlas. 

Experimentar emociones desagradables no es algo negativo. De hecho, son una señal de alarma ante un peligro. «Siempre nos avisan de realidades, tienen un para qué e, incluso, cubren necesidades. En estos momentos, hay una necesidad básica que es la de seguridad y no está garantizada Por ello, aparece el miedo, la ansiedad, … Es una alarma ante un hecho que puede poner en peligro la supervivencia», comenta Dapra. Que surjan ante una amenaza probable quiere decir que todo funciona correctamente. «Otra cosa es que la intensidad sea demasiado alta e impida a la persona llevar una vida normal. Entonces tendría que acudir a un profesional», añade. 

 

Decálogo para manejar emociones difíciles

  1. Detectar qué emoción aparece. Para ello es necesario detenerse, observar y escuchar lo que sucede. «Aunque cuando se está iracundo, no es posible hacer una relajación, sí se puede respirar hondo y descifrar qué estás sintiendo».
  2. Ampliar el vocabulario emocional y ponerle nombre a lo que ocurre. Es una forma de tomar consciencia de lo que ocurre.
  3.  No dejarse engañar por lo que son las emociones secundarias. «Hay ocasiones en las que nos sentimos muy cabreados, tenemos ira, algo que responde a los límites de la persona, el territorio está. Pero aparece realmente para enmascarar la tristeza ante cualquier cosa que haya podido perder. Me enfado porque he perdido el trabajo, pero lo que ocurre en el fondo es que estoy triste. Es importante trabajar esta última emoción y no dejarnos engañar por las secundarias».
  4. Aceptar la emoción desagradable. «No me opongo a ella, me permito tenerla«.
  5. Investigar y descubrir qué hay detrás del lenguaje corporal, ofrece mucha información sobre las emociones. «La rabia solemos sentirla siempre en el mismo lugar, al igual que la tristeza que se refleja en los pulmones, de ahí lo de suspirar».
  6.  Hay que gestionar las creencias para manejar las acciones. «Cuando nos invade una emoción, sentimos que perdemos un poco el control, pero en realidad no es cierto. Los sentimientos son el resultado de lo que pensamos y de la emoción que nos ocupa. Aunque la emoción no podemos evitarla, podemos modificar todo lo que pensamos al respecto de esa situación que provoca la emoción».
  7.  Todas las emociones ofrecen información sobre necesidades no cubiertas. «Busca el para qué tuyo y el de los demás».
  8. Que la persona exprese la emoción de forma asertiva, que la comunique sin juzgar, ya que puede dar pie a emociones secundarias. «Me siento X cuando hago Y en la situación Z».
  9. Dejar ir la emoción, porque ya no la necesito. 
  10. Agradecer la emoción por toda la información que nos ha dado. «Es importante que todo esto lo convirtamos en un entrenamiento diario. Si no practico, no conseguiré las mejores marcas».

Emociones desagradables en el trabajo

Bien sea teletrabando o en oficina con mascarilla mediante, el entorno laboral es un espacio que se presta a la aparición de emociones difíciles. Es importante identificar qué hay detrás de situaciones comunes ante la desafiante nueva realidad laboral.

See Also

  • Toda la gestión de la queja, que se refiere a la ira.
  • La dificultad para aceptar las críticas se relaciona con la frustración.
  • Cuando aparecen rivalidades, es el ego, la soberbia y la arrogancia los que entran en acción.
  • Si la comunicación interna es deficiente suelen desencadenarse rumores, chismes…
  • En los casos en los que no se transmite una buena gestión del cambio, aparece inseguridad en los trabajadores.
  • Para combatir el desánimo ante la crisis y la ausencia de compromiso, funcionan las reuniones virtuales.

 

 

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.


 

VIVIR MEJOR ES POSIBLE

Scroll To Top