Now Reading
¿Tu alimentación es 100% orgánica? Si no, estás comiendo toxinas.

¿Tu alimentación es 100% orgánica? Si no, estás comiendo toxinas.

Las espinacas son un alimento de temporada, además de una fuente de vitamina A, C, E, ácido fólico y potasio. Pero también, las cultivadas de forma convencional son los vegetales que más plaguicidas contienen, según un estudio realizado por el Environmental Working Group. Por suerte, esta sustancia está prohibida en la Unión Europea desde 2017. Pero esta verdura es un ejemplo de cómo la ingesta de contaminantes químicos está presente en la dieta. A menos que todos los productos que integres en ella sean de procedencia orgánica, también estás comiendo toxinas.

De hecho, el último informe Directo a tus hormonas. Guía de alimentos disruptores de Ecologistas en Acción indica cómo los alimentos españoles contienen al menos 38 plaguicidas capaces de alterar el sistema hormonal. Una cifra es superior a los 33 encontrados en el informe anterior. Además, revela que en la en la mitad de las muestras de frutas y verduras analizadas se encontraron residuos de plaguicidas que exponen a la población a un peligroso cóctel de tóxicos.

Lo que dice la ciencia

No obstante, todavía hay esperanza. Un nuevo estudio realizado por la Universidad de Berkeley indica que tras una semana de alimentación ecológica se reducen los niveles de toxinas en el organismo.

El objetivo de la investigación fue detectar el impacto de una dieta orgánica en los niveles de insecticidas, herbicidas y fungicidas en adultos y niños a través de la orina. Para ello, se recogieron durante seis días muestras de cuatro familias que comían de forma convencional. Tras ese periodo se les proporcionó una dieta orgánica durante otros seis días y los resultados también se registraron. Los científicos analizaron ambas y confirmaron que tras el segundo periodo se produjo una reducción significativa en los niveles de 13 pesticidas. Entre ellos los neonicotinoides, uno de los insecticidas más utilizados a nivel mundial. 

Elige orgánicos

La alimentación orgánica reduce el riesgo de alergias, sobrepeso y obesidad, según indica en artículo realizado por un grupo de científicos liderados por Axel Mie en colaboración con el Parlamento Europeo.

El texto incide en la restricción del uso de pesticidas en la agricultura orgánica. Además, apunta a estudios epidemiológicos que subrayan el efecto negativo de ciertos insecticidas en el desarrollo cognitivo de niños (con los niveles actuales de exposición). «Estos riesgos se pueden minimizar con comida orgánica, sobre todo, durante el embarazo y la infancia e introduciendo protectores de plantas que no incluyan pesticidas en la agricultura tradicional», refleja el escrito.

See Also

La excusa del precio

Si el precio es uno de los frenos para ponerle el sello ecológico a la despensa, estos son algunos consejos para conseguir que la compra sea sostenible también para el bolsillo:

  • Haz un plan semanal de comidas y compra solo lo que necesites. Así evitarás también tener que deshacerte de productos por no haberlos consumido.
  • Elige una alimentación basada en vegetales y granos. La ciencia ha demostrado que limitar el consumo de proteína animal mejora la salud general. Compra menos carne, huevos, leche y queso, pero cuando los adquieras, pero de más calidad.
  • Come lo justo y cuando lo hagas que sea para nutrir el cuerpo, comer de forma compulsiva o emocional es un síntoma de que algo no va bien. Aprovecha para revisar tu estado interno y si es necesario, pide ayuda.

 

 

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.


 

VIVIR MEJOR ES POSIBLE

Scroll To Top