Now Reading
Existe una forma de cortar el pelo en casa sin arrepentimiento

Existe una forma de cortar el pelo en casa sin arrepentimiento

Pasan las semanas y probablemente ya tocaría visitar la peluquería. El hazlo tú mismo funciona en muchas parcelas, pero jugársela con el pelo genera sensación de vértigo. Cuando acabe el confinamiento pisarán las calles una legión de sirenas, con vetas plateadas y un escalón cromático memorable. Aunque dejar el color en manos amateur es una apuesta de riesgo, lo que sí se puede es preservar la salud de la melena. Te contamos la forma de cortarse el cabello en casa sin arrepentimiento.

Lo de confiarse a las redes sociales para aprender a manejar la tijera es una ruleta rusa. Por ello, hemos hablado con un maestro en la materia para minimizar los daños colaterales de unas manos inexpertas y aprender aspectos esenciales sobre el cabello. José Miguel Gallardo, director del salón TeaCut, revela los pasos básicos para recuperar la melena y prepararla para la vuelta al exterior.

Primero, valorar

Antes de cortar, conviene analizar el estado capilar. «En el salón, lo primero que hacemos es conocer tu cabello porque mascarillas, tratamientos químicos y el uso inadecuado de ciertos productos de cuidado transforman su estructura temporalmente. Eso hace que trabajemos sobre una falsa realidad que se transforma en frustración para el cliente. ¿Ejemplos? Estilos difíciles de manejar o resultados que varían una vez que se peinan en casa». Por ello, no está de más hacer un repaso mental sobre qué has puesto en tu pelo durante el último mes.

Después, purifica

Seguramente, el confinamiento ya ha actuado como elemento purificante. Muchos de los productos que antes se necesitaban para dejar la cabeza a punto han dejado de tener sentido . De todas formas, puedes incidir en esta cura, con una limpieza profunda y prescindiendo de serums y facilitadores de alisado, por citar algunos ejemplos.

«Si el cabello está en muy mal estado, a veces, ni siquiera lo cortamos. Comenzamos tratarlo para recuperar su estructura querátinica, restaurando su envoltura externa. Diseñamos un ritual de higiene y cuidado con ingredientes de origen 100% natural que hidratan, fortalecen y protegen la fibra capilar. Es una forma de aportar elementos que nutren en profundidad y mantienen el equilibrio natural del cuero cabelludo».

La tijera

Llegó el momento más sensible, pero esencial para que la melena se perciba saludable. «Para mantener sanas las puntas no hay nada mejor que un corte». Lo ideal para principiantes es mantener siempre una actitud conservadora. Los estragos derivados de la falta de técnica tienen solución cuando se han recortado solo un par de dedos . Este es el paso a paso de Gallardo:

  • Divide tu melena en cuatro partes mediante una raya desde el centro de la frente al centro de la nuca, y otra de oreja a oreja. Si tienes flequillo serán cinco.
  • Toma la primera y peina bien. Desliza dos dedos desde la raíz a las puntas, dejando fuera uno o dos centímetros -o tantos como quieras sanear -, pues será la parte que vamos a contar. ¡Y el truco! no cortes nunca en horizontal.
  • Pon las tijeras en vertical y da pequeños cortes, despuntando y desfilando a la vez la melena, teniendo especial cuidado de no cortar tus dedos.

Por último, mimar

Para potenciar el efecto sanador del corte, funciona una terapia hidratante en cabellos secos o dañados. Lo normal es que hayas repasado las puntas con el pelo mojado, por lo que puedes esperar al siguiente lavado para dedicarle a la fibra unos mimos.

«Cuando están muy deshidratados el aceite de coco es perfecto. Pero si es frágil y tiene tendencia a romperse, mejor la manteca de karité que contiene látex vegetal».

El experto recomienda templar los aceites al baño maría. «Aplícalos con el cabello seco, antes de lavar y masajea bien para que el producto penetre. Envuélvelo en film transparente o en una toalla, así mantendrás el calor del cuero cabelludo dejando al menos que repose una media hora». Es posible que necesites más de dos champús para retirarlos. «Si puedes, deja secar al natural».

 

El ritual

 

Para nutrir en profundidad, utiliza un aceite de coco. Este de Khadi es escológico y no está refinado para proporcionar todos los nutrientes de la fruta al cabello. Su acción es hidratante y regeneradora, por lo que está especialmente indicado para cabellos castigados.

See Also

El Champú orgánico hidratante, de Végétalement, restaura, a través de la naturaleza de la plantas y minerales, la hidratación necesaria para la belleza de la fibra capilar. Es apto para cueros cabelludos sensibles.

Este champú clarificante, de Odylique, se beneficia de las propiedades antifunguicidas y antibacterianas del aceite del árbol del té. Es equilibrante y también incorpora aceite de coco, por lo que no es necesario el acondicionador tras su uso.

 

Con pachulí, aceite esencial de jazmín, aceite esencial de ylang ylang, aceite de argán y de rosa centifolia, esta Bruma hidratante sin aclarado, de Végétalement Provence, es perfecta para utilizar después del lavado y dejar secar al natural.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.


 

VIVIR MEJOR ES POSIBLE

Scroll To Top