Now Reading
Ritual para recuperar la calma ante el coronavirus (y dormir bien)

Ritual para recuperar la calma ante el coronavirus (y dormir bien)

Confinamiento, sobreinformación, incertidumbre ante lo venidero, … El panorama invita al estrés. A lo largo del día pueden sobrevenir emociones de todo tipo, aunque cuando cae la noche suelen despertarse las más desagradables. La angustia, incertidumbre y el miedo se mueven cómodamente en la cama desencadenando horas de insomnio. Pero un ritual específico puede ayudar a recuperar la calma ante la crisis del coronavirus.

Respirar, ante todo

Cuando se altera el equilibrio, la respiración también se descontrola. Es normal, incluso, que se retenga, lo que desencadena una serie de sensaciones relacionadas con la ansiedad y el desasosiego. Cuando sobrevenga un pico de tristeza o estrés, es importante poner el foco en ella. Comprobar si está bloqueada es el primer paso para liberarla. Unas cinco inspiraciones y exalaciones profundas y conscientes contribuyen a que vuelva a fluir de forma calmada.

Ritual relajante en la ducha

Una ducha caliente por la noche tiene propiedades relajantes. Son los beneficios de la hidroterapia. Según indica la ciencia, este ritual favorece el sueño  gracias a que ayuda a relajar la musculatura. Incluso contribuye a reducir el dolor de cabeza, como comparten desde la Clínica Mayo.

Tras la ducha, introducir la aromaterapia y la sensorialidad, también potencian la calma. Para mejorar el confort una loción relajante como la Espuma Corporal Bifase de Babor sublima la piel y ayuda también a tranquilizar la mente. Sus aceites de rápida absorción elevan el confort de la piel y la sensación de bienestar.

Practicar el automasaje

«El contacto con el cuerpo te trae al presente e instaura la calma y la seguridad. Un masaje de pies antes de dormir aleja el estrés y cualquier preocupación externa», explica la terapeuta de belleza consciente Alba Rabasco. Ella, recomienda una mezcla de aceite de almendras, 4 gotas de aceite esencial de lavanda y romero.

«Desliza el aceite por un pie y comienza amasando la planta con el dedo pulgar de manera circular. Después por la yema de los dedos, sobre todo en el dedo gordo, donde se refleja la cabeza y sistema nervioso», recomienda Rabasco que insta a hacerlo de manera presente y lenta. El siguiente paso es apoyar la planta del pie en la cama con la rodilla flexionada. «Con los dedos pulgares de ambas manos haz un deslizamiento suave entre los metatarsos hasta llegar a la articulación del pie. Por último con ambas manos trabaja de manera circular hacia la pierna sobre los maléolos», concluye.

Dar las gracias

En psicología positiva, la gratitud se asocia con la felicidad y muchos estudios la relacionan con el bienestar. «Ayuda a las personas a sentir emociones más positivas, saborear buenas experiencias, mejorar su salud, lidiar con la adversidad y construir relaciones sólidas», comparten en un artículo de la Universidad de Harvard.

Existen varias formas de cultivar la gratitud. Una de ellas es hacer una lista con tres o cinco cuestiones por las que estar agradecida. Es importante escribirlas, así como las sensaciones que provocan. También funciona tomarse un momento para dar gracias mentalmente a las personas que te han ayudado durante el día.

See Also

Omega 3, potasio y cúrcuma en la cena

Una de las vías de escape al estrés fomentadas más arraigadas en la sociedad occidental es premiarse con alimentos cuestionables. Acudir durante un pico de desasosiego a comida basura no mejorará el estado de ánimo, de hecho multiplicará los efectos negativos de lo que ya se siente. «Si se ingieren alimentos muy calóricos de forma repetitiva, como bollería, fritos, chips o dulces, se puede ganar hasta 1 kilo a la semana y unos 5 al mes. Más allá del peso, tienen otros riesgos como hipertensión o una subida en los niveles de azúcar, colesterol y triglicéridos”, advierte Carmen Escalada, nutricionista clínica del IMEO.

Los alimentos ricos en Omega 3, como el salmón y las sardinas, pueden contribuir a reducir los niveles de ansiedad, según indican algunos estudios científicos. Estos dos alimentos también contienen vitamina D. Los huevos contribuyen a la producción de serotonina, un neurotransmisor que regula el estado de ánimo y el sueño. Los alimentos ricos en potasio, como el plátano o las semillas de calabaza también ayudan a mitigar el estrés. Aderezar los platos con cúrcuma son otra receta para alejar estas afecciones.

Una meditación antes de dormir

La llave para gestionar el nerviosismo, la angustia y el miedo pasa por la meditación. Esta práctica enseña a anclar la atención en el presente, romper con los pensamientos negativos y compulsivos y aceptar la situación. Para quienes aún no cuenten con un hábito meditativo, existen aplicaciones como Bambú con la que comenzar a integrarla en casa.

La plataforma ha creado Mantener la Calma, una meditación gratuita que reúne contenido para aliviar la ansiedad, focalizar y descansar durante los días de cuarentena.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.


 

VIVIR MEJOR ES POSIBLE

Scroll To Top