Now Reading
Sí, existen gadgets para meditar

Sí, existen gadgets para meditar

https://www.instagram.com/p/Bqvrs4Fj3Kb/?utm_source=ig_web_copy_linkhttps://www.instagram.com/p/7I8iLiJa7o/?utm_source=ig_web_copy_link

Si todavía piensas que la meditación va de poner la mente en blanco y alcanzar el nirvana, lo que viene te interesa. O si eres del grupo que justifica su incapacidad para ello, ya que es demasiado nervioso para permanecer en inactivo durante diez minutos, sigue leyendo.

La neurociencia presenta una nueva generación de gadgets que tienen como objetivo poner la conciencia plena al alcance de los más escépticos. Pero también, ayudar en el rendimiento de quienes no dominan la técnica.

Esta hornada de dispositivos poco tiene que ver con gongs, cuencos o campanillas tibetanas que apelan al chakra del corazón. Rastrear y modular la actividad cerebral son las metas de estos aparatos que como pauta común registran las ondas cerebrales y lanzan impulsos para calibrarla.

Las herramientas

Melomind, que actúa como unos auriculares, integra sensores para detectar la actividad cerebral. A través de música ambiental y sonidos blancos (que enmascara otros sonidos) es capaz de modificar al instante las ondas cerebrales. A través de su aplicación que revela los resultados, cuenta con programas para mejorar la progresión.

Otra de ellas es Muse. Si hace unos años tuvieses que imaginar este tipo de elementos, probablemente esta habría sido una de las imágenes que apareciesen en tu mente. Es una banda para la cabeza con un funcionamiento similar al anterior. Transforma la actividad mental en una guía de sonidos para mejorar la concentración y fomentar la calma.

En los dos casos se utiliza la electroencefalografía (EGG), tecnología utilizada en ámbitos médicos para detectar trastornos en el cerebro.

La meta de Muse es hacer al usuario consciente de su actividad cerebral y entrenarlo a través de audio y señales visuales para alcanzar un estado meditativo.

See Also

Thync es otro weareable, el más discreto, cuya funcionalidad se mantiene en línea con los anteriores. Sin embargo, sus aspiraciones son más elevadas, ya que dice ser capaz de transformar el estado de ánimo. Pero esta vez, no solo para fomentar la calma, sino también mejorar la energía según el modo seleccionado. Esta compañía se integra en las terapias bioelectrónicas que pretenden situarse como un sustituto a ciertos medicamentos. Sin embargo, el dispositivo viene con contraindicaciones ya que su uso no se recomienda en personas con ansiedad, que sufran desmayos, embarazadas o con marcapasos (entre otros).

¿Vale la pena?

¿La cara B de estos aparatos? Son de poca utilidad para quienes mantienen una rutina meditativa sostenida, a no ser que deseen tener un registro de lo que ocurre en su pulso y mente durante las sesiones. Otro de los perjuicios es el de incorporar un elemento eléctrico en lo que se pretende una práctica liberadora de todo lo terrenal. Luego está su precio, estos aparatos rondan los 300 €, aunque si son la puerta a despertar la conciencia plena, la inversión merece el desembolso.

Imágenes: Lesly Juarez y Victor García en Unsplash

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.


 

VIVIR MEJOR ES POSIBLE

Scroll To Top