Now Reading
Tomar el sol, sí, pero con cabeza

Tomar el sol, sí, pero con cabeza

Las ganas de salir a la calle se han multiplicado por las siete semanas de libertad restringida. Ahora que comenzamos a retomar poco a poco el espacio público, también queremos recargar los mermados niveles de vitamina D que ha provocado el confinamiento. Pero ojo, porque hay que tomar el sol, sí, pero con cabeza para evitar indeseables consecuencias.

«El principal reto es establecer un equilibrio entre lo que es beneficioso para el cuerpo y lo que es dañino. En el caso de la radiación solar, sabemos que la mejor franja horaria en la que, si estamos expuestos al sol, se sintetiza más vitamina D es la que va de las 12 a las 16 horas», explica el Dr. Agustín Buendía Eisman, responsable de campañas de la Fundación Piel Sana de la AEDV.

No obstante, son esas horas, precisamente, durante las que se producen más quemaduras, por lo que es importante limitarse a una corta exposición. «La buena noticia es que para generar vitamina D sólo se necesita que la piel esté expuesta al sol 15 minutos al día, tres veces por semana», añade Buendía.

 

Entre el bien y el mal

 

La cuestión es que tanto la radiación ultravioleta UVB como la UVA inducen al daño en la piel. De hecho, generan un proceso fisiopatológico relacionado con el cáncer de piel y el envejecimiento prematuro. Entre el 70% y el 90% de los carcinomas basocelulares se desarrollan en las zonas de la cabeza y cuello expuestas al sol.

No obstante, el sol no sólo es fuente de daños. Gracias a la radiación solar, el cuerpo humano sintetiza la vitamina D, esencial en ciertos procesos del organismo que ayudan a prevenir la osteoporosis y el raquitismo. Se sabe que la vitamina D, a través de su receptor, está presente en la modulación de unos 1.000 genes, que están expresados en al menos 60 tipos de células.

 

Poco a poco

 

Las buenas maneras, en lo que a tomar el sol se refiere, no deben perderse por lo engorroso de la situación que nos toca. Pese a que llevaremos mascarilla cuando nos sentemos en una terraza y quizá guantes, incorporar el escudo solar no es negociable.

El cáncer de piel es el más frecuente en el mundo, por ello los expertos insisten en que hay que integrar unos hábitos adecuados.

«Como en el coronavirus, aquí también somos nosotros los responsables de que la curva del cáncer de piel baje. Está en nuestras manos, este cáncer se puede prevenir con la adquisición de unas medidas saludables», explica la Dra. Ángeles Flórez Menéndez, responsable de la campaña Euromelanoma junto con el Dr. Buendía Eisman.

El primero es hacer una exposición debe ser progresiva, de menos a más. “Hay que tener en cuenta que una gran parte de la población lleva muchos días sin recibir la radiación solar directamente, por lo que ahora más que nunca, si se quiere evitar la quemadura hay que exponerse al sol con sensatez, evitando la quemadura, que genera un daño cutáneo”, explica esta dermatóloga. Ese daño queda en la ‘memoria’ de la piel, es acumulativo. De ahí la recomendación del uso de cremas y otras herramientas de fotoprotección, como la ropa o los sombreros.

El riesgo de una exposición depende de varios factores como la localización, la estación del año y las medidas protectoras que se lleven a cabo. “A pesar de que el 92% de las personas reconoce que la exposición al sol puede generar problemas de salud, sólo un 18% de ellas protege siempre su piel. Esto es algo que debemos cambiar entre todos”, afirma el Dr. Buendía Eisman.

See Also

Siempre protegida

 

PROTECCIÓN INTENSA: 001 Body Sun Protection (24 €) y After Sun, de Nilens Jord. Los filtros solares utilizados por Nilens Jord se escogen según los mínimos riesgos a reacciones alérgicas y por ser los más respetuosos con el medio ambiente. No contienen oxibenzona y son biodegradables. Esta línea incorpora en su formulación extracto de algas marinas, una gran protección ante los radicales libres, causantes de la pérdida de colágeno y de elasticidad. 002 Sheer Sunscreen Mist, de Soleil Toujours (23.73 €). Su fórmula certificada orgánica al 70% cuenta con filtro solar que protege contra los rayos  UVA y UVB. Además, incorpora extracto de hoja de té para combatir los radicales libres.

PROTECCIÓN URBANA: 001 Climate Veil Tinted SPF 20, de Evolve en attariat.com (34 €). Hidrante con color y protección solar SPF20. Contiene ingredientes naturales de alta tecnología con propiedades antiedad como el arándano rojo y ácido hialurónico. Formulada con filtro mineral, óxido de zinc no nano, protege contra los rayos UVA y UVB. 002 Hello Sunshine Sensitive Sunscreen SPF30, de Pai Skincare (37,97 €). Especialmente indicada para pieles irritables o con tendencia al acné basa su protección solar en óxido de zinc e incorpora extracto de algodón para reparar el daño.

 

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.


 

VIVIR MEJOR ES POSIBLE

Scroll To Top