Now Reading
¿Vivimos bajo la dictadura de la felicidad?

¿Vivimos bajo la dictadura de la felicidad?

Ni se puede tener la sonrisa en la cara 24/7 ni tampoco pasa nada por encontrarse triste y expresarlo. Vivimos una dictadura de la felicidad fingida, que más que ayudarnos a superar con éxito el día a día, puede cargarnos de culpa por no conseguirla. «La realidad es que la felicidad plena no existe, que solo con la actitud no vas a conseguir lo que te propongas y que hay problemas que de oportunidad no tienen nada, son un verdadero quebradero de cabeza en los que la solución no está siempre en nuestras manos», comparte Sònia Cervantes, psicóloga y autora del libro Intensa Mente.

Hemos hablado con ella sobre cómo afrontar la realidad en la era de Mr. Wonderful y tenemos algunas herramientas valiosas para aprender vivirla en todos sus matices, sin huir de ninguno de ellos.

  • ¿Estamos sobreexpuestos al pensamiento positivo?

No hay nada malo en el pensamiento positivo, al contrario, es altamente beneficioso. Ahora bien, vivimos una auténtica sobredosis de positividad mal entendida, fruto del actual imperante y dictatorial merchandising de la felicidad. Mensajes del tipo “querer es poder”, “la actitud lo es todo”, “los problemas son oportunidades” o “si lo sueñas se hará posible” no son del todo ciertos; nos llevan a cierta actitud pasiva y expectante de bienestar.

El problema es que ante esta situación, se genera la fantasía de que solo con querer algo o desearlo con todas nuestras fuerzas se materializará. Pues no, la realidad no funciona así. Los mundos de Yupi son pura ficción altamente culpabilizante, pues si no consigues todo lo que estos “mantras” postulan es que algo estás haciendo mal.

  • ¿Se nos impone un comportamiento basado en el “optimismo” para encajar? 

Sí, Instagram es un buen ejemplo. Difícilmente nos hacemos selfies o colgamos posts contando que no estamos pasando un buen momento. Tampoco colgamos fotos en las que no hemos salido del todo bien; al contrario, todo tiene que ser perfecto y bonito. Esto nos conduce a mostrar un lado sesgado de toda nuestra realidad o nos vemos forzados a simular que estamos bien cuando no es así. Como digo en Intensa Mente (Grijalbo, 2019) el “estoy bien” como respuesta a “¿qué tal estás?” es, en ocasiones, una gran mentira. Fingimos ser felices para autoconvencernos de que lo somos o para forzarnos a serlo. Vivimos bajo la dictadura de la felicidad.

  • ¿Con qué actitud deberíamos afrontar la realidad?

Bajando de las nubes y tocando con los pies en el suelo. La realidad es que la felicidad plena no existe, que solo con la actitud no vas a conseguir lo que te propongas y que hay problemas que de oportunidad no tienen nada, son un verdadero quebradero de cabeza en los que la solución no está siempre en nuestras manos.

Las palabras clave en este sentido son: aceptación y compromiso. Aceptación de la realidad tal como viene sin maquillarla ni azucararla: lo que es, es. Y compromiso a cambiar si está en nuestras manos. Tener presente que el sufrimiento forma o formará parte de nuestras vidas y cuanto más preparados estemos para hacerle frente, sin huir de él ni evitarlo, mejor lo llevaremos.

  • ¿Son necesarias ciertas dosis de tristeza, sufrimiento… ?

Todas las emociones cumplen su función, no podemos obviar, huir o escondernos de ninguna de ellas. La tristeza es altamente útil porque solo desde el estar mal surge el deseo de mejorar. Eso moviliza todo nuestro organismo y nuestra mente para orientarnos al cambio o a la aceptación de la realidad que nos ha tocado vivir.

Sólo cuando nos encontramos francamente mal es cuando echamos mano de recursos internos que ni siquiera sabíamos que teníamos. Además ampliamos nuestras relaciones personales, ya que tendemos a buscar apoyo en los demás y eso nos hace crecer como individuos y aprender a hacer frente a la realidad.

Huir del sufirmiento o evitarlo es su principal fuente de alimentación. Hay que aprende a sufrir para hacerlo en menor medida y eso debe trabajarse desde la primera infancia.

See Also

  • En tu libro hablas sobre la libertad emocional ¿podrías explicarnos este concepto? 

Una cosa es estar triste o enfadado y dejar que las emociones se expresen libremente (esto sería la libertad) y otra dejarse llevar por ellas. Tan esclavo se es de las emociones si se intentan ahogar y silenciar como si dejas que dirijan tus acciones. 

  • ¿Cómo se consigue?

Tomarse un tiempo antes de actuar, aunque a veces esto es muy difícil porque las respuestas se producen de forma instantánea. Pero es lo deseable. Además, debería pensar que si con mi comportamiento puedo dañar a alguien, sería mejor no manifestarlo.

  • ¿Cuál es la importancia de la gestión de las propias emociones en relación a la empatía?

Vivimos en una sociedad psicopática, egoísta, es nuestra gran lacra. Como comento en el libro: Empatiza con los demás por muy lejanas que sean sus realidades de la tuya, quizá algún día tengas que caminar con sus zapatos. Desde este punto de vista, el compromiso personal se amplía al compromiso social, donde tus acciones contribuyen a un beneficio común. 

  • ¿De qué forma la educación emocional puede contribuir a que vivamos en equilibrio?

Si nos educamos emocionalmente seremos capaces de apreciar los buenos momentos, pero también tendremos herramientas para salir de los malos. Si hay una buena educación emocional al hacerle frente al sufrimiento ocurre una cosa: te movilizas de inmediato para salir de ahí. En realidad actúa como una pastilla que te quita el dolor de cabeza. Pero si no tienes educación emocional, en vez de activarte para dejar de sufrir, lo que haces es bloquearte y sufrir cada vez más, porque no sabes cómo hacer frente a eso. 

Tenemos que educarnos más en la aceptación de la realidad y en la orientación al cambio siempre y cuando dependa de nosotros, esto no quita que una actitud positiva y un pensamiento opstimista nos van a facilitar mucho las cosas y nos ofrecerán más sensación de bienestar emocional que lo contrario pero no somos tan poderosos para conseguirlo todo solo con el poder de la mente, afortunadamente.

View Comment (1)

Leave a Reply

Your email address will not be published.


 

VIVIR MEJOR ES POSIBLE

Scroll To Top